[Volver al Listado]
[Menú Artículos]
[Versión imprimible]
[Volver a Portada]

 

 

 

 

 

[Artículo Opinión] 18_05_2010
Una Rendición Aplazada
Juan de Dios Dávila. Presidente Unidad más Diversidad. Ex-Concejal de Hernani

La liberación del dirigente de ETA Díez Usabiaga, es un síntoma de que la negociación con ETA sigue viva, es un síntoma de que el gobierno de Rodríguez Zapatero está dispuesto a vender de nuevo su alma al diablo con tal de tener una declaración engañosa de ETA que le permita dar un golpe de efecto a su cada vez más denostada popularidad y de esta manera intentar ganar las próximas elecciones.


<!--
/* Style Definitions */
p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal
{mso-style-parent:"";
margin:0cm;
margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";}
@page Section1
{size:612.0pt 792.0pt;
margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm;
mso-header-margin:36.0pt;
mso-footer-margin:36.0pt;
mso-paper-source:0;}
div.Section1
{page:Section1;}
-->

 


 



La táctica
a seguir es convencer a la opinión pública de que una cosa es ETA y otra muy
distinta es la izquierda abertzale. Pretender convencer de que la izquierda
abertzale está dispuesta a enfrentarse con ETA con el fin de abandonar el
terrorismo y defender sus “ideas” a partir de la política.


 


Este engaño
se sustenta en primer lugar en ese axioma que se ha impuesto como dogma de fe,
que viene a decir que cualquier idea se pude defender dentro de la democracia.
Creo sinceramente que esto es un grave error, ya que en primer lugar toda
acción viene precedida de una idea y si las ideas son perversas no duden que
las acciones que se impulsen a partir de esas ideas no serán menos perversas.


 


No puedo
imaginar a un Hitler cuya idea del exterminio judío quedase única y
exclusivamente en idea una vez llegado al poder. En la misma línea, la
izquierda abertzale quiere el exterminio de todo aquel que no comulga con su
idea nacionalista, socialista e independentista, y esto no es una teoría lo
llevan poniendo en práctica desde la fundación de ETA.


 


En segundo
lugar, este engaño se basa en que Rodríguez Zapatero quiere convencernos de que
ETA y su entramo social, en el que se encuadra la izquierda abertzale, son dos
cosas distintas. Con esta campaña, se nos pretende convencer que dar la
oportunidad a la izquierda abertzale de presentarse a las elecciones municipales
supondría generar una tensión interna dentro de ETA entre los que
hipotéticamente apuestan exclusivamente por la línea “política” y los que
consideran que sólo se puede mantener la política por medio de la coacción de
la violencia.


 


¿Por qué la
izquierda abertzale no moviliza a su base electoral contra ETA negando a la
banda terrorista toda legitimidad? Sencillamente porque son lo mismo. Actualmente
ETA, debilitada operativamente en extremo, se da cuenta que necesita recuperar
de nuevo el control férreo de los municipios vascos, así como la fuente de
financiación municipal que le permite liberar miembros que se dediquen las
veinticuatro horas al día a coaccionar a la sociedad a través de su tejido de
asociaciones civiles. Y también los dirigentes terroristas se dan cuenta de la
debilidad política de Rodríguez Zapatero así como de su nula ética, es un
“invertebrado moral”. Se dan cuenta los terroristas de que el Presidente está
dispuesto a vender lo que haga falta por unas declaraciones que permitan
recuperar la popularidad a Rodríguez Zapatero, lo de menos es que la
declaración sea cierta, lo importante es tener una declaración que el PSOE
pueda vender como esperanza del fin del terrorismo.


 


De este
modo, el gobierno socialista ha liberado a cerca de 22 terroristas, ha
permitido la excarcelación de Díez Usabiaga, el acercamiento de Otegui a
Martutene, donde probablemente ya hayan tenido en dicha cárcel conversaciones
con representantes de ETA/Gobierno, el fallo a favor de Egunkaria que
probablemente suponga el pago de una fuerte indemnización al mundo de ETA que
será utilizada para “jubilar” a terroristas cansados y para rearmarse a la
espera de nuevos golpes terroristas. Y todo esto a cambio de que Rodríguez
Zapatero necesita un “golpe de efecto” para intentar ganar de nuevo las
elecciones.


 


Si esto
sucede así, y no desearía más que equivocarme, entonces Rodríguez Zapatero
habrá consagrado el terrorismo como un instrumento eficaz para hacer política,
porque no olvidemos que si concedemos a los terroristas los fines políticos que
buscaban en cada asesinato, la victoria no será ni de la justicia, ni de la
paz, habrá sido la victoria de los terroristas que finalmente consiguen su
objetivo.


 


La verdad
es que el único final que puede tener un terrorista, al igual que el único
final que podía tener Hitler, es su derrota total, es perder la esperanza de
que nunca podrán sentarse en una mesa a negociar nada que no sea dónde y cuando
entregan las armas y en qué prisiones cumplirán sus condenas.


 


Nos estamos
enfrentando a ese segundo tiempo de negociación ETA/Gobierno que denunció de
forma preclara D. Jaime Mayor Oreja.


 


Nuestra
responsabilidad es con ánimo de victoria y perseverancia no dejar de luchar
para que los terroristas pierdan toda esperanza de victoria.


 


Hoy de nuevo
nuestra responsabilidad es la movilización de la sociedad para que lo injusto y
perverso no triunfe, para que en España la justicia haga perder la esperanza de
victoria a todo terrorista.


 


 


Juan de
Dios Dávila


Fundación
Unidad + Diversidad


Ex Concejal
de Hernani



 
[Volver al Listado] [Menú Artículos]
[Versión imprimible] [Volver a Portada]
inicio / quienes somos / alertas / artículos / noticias / documentación / tu altavoz / contacto / colabora / mapa web
Todos los derechos reservados. © Fundación Unidad + Diversidad [U+D] / Diseño: 2GVAL / Programación: AltGr2


inicio